jueves, marzo 22, 2007

"La invención de Morel" de Adolfo Bioy Casares

He leído a toda la velocidad que he podido esta novela corta de Adolfo Bioy Casares y tengo que decir que me ha encantado, pero claro, eso no es ninguna novedad. No voy a ser yo quien descubra la obra, así que dejo que Borges, en el famoso prólogo lo cuente mucho mejor que yo:
Adolfo Bioy Casares, en estas páginas, resuelve con felicidad un problema acaso más difícil. Despliega una Odisea de prodigios que no parecen admitir otra clave que la alucinación o que el símbolo, y plenamente los descifra mediante un solo postulado fantástico pero no sobrenatural. El temor de incurrir en prematuras o parciales revelaciones me prohíbe el examen del argumento y de las muchas delicadas sabidurías de la ejecución
[...]
En español, son infrecuentes y aún rarísimas las obras de imaginación razonada. [...] La invención de Morel (cuyo título alude filialmente a otro inventor isleño, a Moreau) traslada a nuestras tierras y a nuestro idioma un género nuevo.
He discutido con su autor los pormenores de su trama, la he releído; no me parece una imprecisión o una hipérbole calificarla de perfecta.
En estas palabras y en la novela, claro, se muestra lo mejor que tiene para mi la mejor ciencia-ficción, o la mejor fantasía o uno de los tipos de literatura que más me gusta. Borges lo llama imaginación razonada, que más da el nombre. Lo importante, para mi, es que se trata de la mejor literatura: la que permite pensar, reflexionar, sentir, ver los límites, traspasarlos.

No quiero contar nada, pero si diré que me ha recordado a algunos cuentos de Axiomático de Greg Egan, pero 50 años antes. Toca también temas como la realidad y la identidad, con una clarividencia extraña, verdadera ciencia-ficción, aunque no es de género, no. No sé si es perfecta, pero casi 70 años después sigue siendo apasionante, inquietante, de un desarrollo absorbente y de una gran profundidad.

Si alguien quiere saber más, la página de la wikipedia es muy interesante y completa: "La invención de Morel" de Adolfo Bioy Casares.

3 comentarios:

Seleucus dijo...

No conocía la expresión "imaginación razonada" de Borges. Genial.

JJ dijo...

De acuerdo contigo. A mi también me gustó mucho.

bru dijo...

Bioy me recordó a Márquez: escriben estupendamente para conformar un todo pedante, aburrido, insufrible. Lo leí porque aparece en algunas listas de "libros recomendados de ciencia ficción". Estuve todas las escasas páginas de la novela esperando que apareciera algo interesante, que el final fuera fantástico... Nada. Que desperdicio de tiempo.