jueves, enero 10, 2008

"Marte Verde" de Kim Stanley Robinson

Pues me ha costado más de lo que me hubiese gustado leer este Marte Verde. Creo que se debe a diversas razones, unas solo exclusivamente personales, pero otras achacables a temática y estilo...

El caso es que, como comenté en su día, me gustó bastante Marte Rojo. Me parecía una novela sólida con unos personajes mucho más ricos que la media en la ciencia ficción. Ya conté que lo más flojo (para mi) era el exceso de detalles técnicos geologicogeográficoingenieriles... Pues para mi desgracia en esta entrega hay fases muy áridas en ese sentido y me ha costado mucho atravesarlas. Sobre todo cuando tomaban la palabra Sax Russell o Maya Toitovna o en menor medida Nadia (Chernyshevski, que lo repite menos, pero me he documentado, jejeje) mi interés por la historia decrecía mucho. Solo algunas pinceladas de la compleja personalidad de Maya y el magnetismo de Nirgal, que no hacen ni por asomo sombra al Frank Chalmers de Marte Rojo... De hecho, casi estoy por echar de menos a John Boone

En fin, veremos que nos depara Marte Azul, a estas alturas no lo voy a dejar, claro... Pero tengo que reconocer que, a pesar de contar cosas interesantes, como los temas políticos internos de Marte y su relación con la tierra, la aeroformación y la terraformación, sociología marciana... el interés por saber lo que sigue ha disminuido.

Pero seguiremos informando :)

2 comentarios:

JJ dijo...

A mi después de leer el primero me quitaron las ganas de seguir con la saga. Además, son muchas páginas para que no le enganche a uno.

mig21 dijo...

Como comentaba en "Marte azul" de Kim Stanley Robinson" las sensaciones se corroboran al 100%, demasiado volumen para mi interés y para el desarrollo de la historia. Supongo que quería meter todo lo que sabía o se imaginaba acerca de la terraformación, pero yo creía que iba a leer una novela no un tratado (exagero un poco...)

Saludos