martes, febrero 03, 2009

"El asombroso viaje de Pomponio Flato" de Eduardo Mendoza

Es un libro muy de Mendoza. Quizás un poquito por debajo de mis expectativas, pero con momentos muy divertidos.

Lo peor, el exceso de suspense y misterio creo que no del todo bien llevado. Lo mejor, el vocabulario, la ironía y por supuesto el uso de personajes bíblicos y/o históricos en una trama en la que aprovecha para jugar con ellos, con mucho humor, algo de mala leche, pero no la suficiente para resultar ofensivo para colectivos sensibles. O sea, lo mejor la idea y el estilo. La ejecución... podría haber sido mejor.

1 comentario:

Javier Cercas Rueda dijo...

Siempre que sé de él me viene un sentimiento agridulce. Para mi constituye el paradigma de lo que pudo haber sido y no fue, o, al menos, no está siendo. No sé si es un problema de falta de exigencia y rigor, de cansancio, de falta de inspiración, o de todo un poco, pero la realidad es que no levanta cabeza.

Tiene una novela extraordinaria, La ciudad de los prodigios y una muy buena, La verdad sobre el caso Savolta. Todo lo demás es mediocre. No pretendo ser tajante, pero estamos ante un caso de escritor de talento, del que cabe esperar mucho (pues lo ha demostrado), y que se conforma con parodias más o menos humorísticas y de preocupante falta de sustancia.

Empleando el modo de hablar taurino, sigo esperando que "recupere el sitio" y que sus frecuentes aportaciones al absurdo debate de la “muerte de la novela” no reflejen su perspectiva sobre su propia obra.